domingo, 12 de septiembre de 2010

Falsas promesas

Álvaro me dijo que hablaba alemán.

Tengo una vecina que se gana la vida hablando alemán. Le pedí a Álvaro que me gustaría oírle hablar con ella.

De repente, resultó que ya no sabía hablar alemán.

Supongo que, si le hubiera conocido lo suficiente, me habría dado cuenta que era así en todo... Jugaba mucho de farol...

1 comentario:

ANABEL dijo...

No encuentro ninguna promesa, pero sí falsedad. Si era así en todo, el asunto era duro de verdad.
Un abrazo